Calidad

Aunque existen muchas definiciones de calidad, al final de lo que se trata es de que el producto o el servicio que proporcionamos, por ejemplo una traducción, cumpla con unos estándares y satisfaga sus expectativas y exigencias. Si estas se cumplen, o son incluso superadas, estaremos hablando de alta calidad.

En cada fase de un proyecto tomamos medidas muy diversas a fin de garantizar una alta calidad. Dependiendo del tipo de proyecto nuestro servicio incluye:

Antes de la traducción

Durante la traducción

Después de la traducción

Más allá de todo esto damos gran importancia a un aprendizaje continuo con el fin de poder estar al día en nuestros campos de especialización y en los últimos avances técnicos. Para ello leemos libros y revistas especializados e intercambiamos impresiones con otros colegas. A través de estas medidas adquirimos unos conocimientos de fondo muy importantes de los cuales se beneficia el cliente directamente.